Tras 52 años, sale del aire en Cuba el programa radial “Alegrías de sobremesa” (+audio)

El programa “Alegrías de sobremesa”, uno de los más populares de la radio en Cuba, fue retirado de la parrilla de programación de Radio Progreso tras más de medio siglo de vida.

La noticia fue confirmada en la página web de la emisora, donde se notifica el receso de las transmisiones para el próximo mes de julio, aunque por estos días, según fuentes de Cuba Trendings, solo se transmiten programas de archivo.

“El 1ro. de julio próximo este gigante humorístico de la radio cubana dice adiós a sus oyentes, lamentable pérdida para los programas de esta naturaleza, pues se mantuvo al aire durante 52 años.”, dice la periodista Rosa María Godoy.

También el bloguero cubano Francisco Rodríguez Cruz lo confirmó en su cuenta de Facebook: “Se termina Alegrías de sobremesa: concluye una época”.

Alegrías de Sobremesa salió al aire por primera vez el 15 de abril de 1965, de acuerdo a la enciclopedia Ecured. El alma de este programa musical-humorístico fue Alberto Luberta, escritor de los libretos y columna vertebral del magazine.

No olvidar tampoco a Eduardo Rosillo, locutor estrella del sainete, voz insigne de la radio cubana y de la estación radial, sello indiscutible de Alegrías… quien decía “Aquí Radio Progreso presentando Alegrías de Sobremesa”  para luego dejar escuchar los acordes de la Orquesta Aragón.

Alegrías de sobremesa

Por los micrófonos de este programa pasaron grandes como Reinaldo Miravalles, Enrique Arredondo, Idalberto Delgado, Darío Proenza, Eloísa Alvarez Guedes y Aurora Basnuevo, entre otros “monstruos” del humor cubano.

El humorístico fue perdiendo calidad en la medida en que algunos murieron o abandonaron el país. Las otras generaciones de actores no superaban a los iniciadores del show.

“Hemos tenido muchas fallas. Murió Aida Isalbe, Michel Labarta está en España, Hilario Peña viaja mucho, Mario (Limonta) andaba por Los Ángeles, Diana Rosa Suárez estuvo un mes en Estados Unidos. Una situación que me tiene loco porque no tengo reparto. Y no quiero meter más personajes”, se quejaba Luberta en el año 2015, según la revista OnCuba magazine.

La dosis de buen humor llegaba dos veces al día. Muchos le llamaban simplemente el programa de “Rita y Paco”, un matrimonio que vivía en un edificio multifamiliar, donde surgían toda clase de situaciones.

De esta media hora de humor surgieron textos que ya se han entronizado en el habla popular de los cubanos, como el “¡Qué vida mas sana, qué aire más puro!” dicho por Estelvina (Aurora Basnuevo) o el texto “¡Qué gente, caballero, pero qué gente!”, con el cual Luberta terminaba cada episodio.

Reproducimos a continuación el reportaje de Radio Progreso, sobre el receso de transmisiones de “Alegrías de Sobremesa”, fijado para el 1ro de julio.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: El contenido está protegido!!