Mario Sardiñas “Chequera” reconstruye la casa de sus padres en Jaronú tras el paso de Irma (+fotos)

Hasta la comunidad de Jaronú, una de las más destrozadas por el Huracán Irma en el municipio camagüeyano de Esmeralda, se trasladó Mario Sardiñas, conocido por su personaje de “Chequera” en el humorístico “Vivir del Cuento”.

El actor quiso colaborar con sus padres, quienes residen en este batey azucarero, donde la furia del huracán se hizo presente y dejó daños considerables en el 90 % de las viviendas.

Mario Sardiñas “Chequera”
Foto: Dainel Matías Cervantes / Radio Esmeralda

“La casa de los padres de mi gran amigo Mario Sardiñas (Chequera) sufrió severos daños, y él como buen hijo vino para ayudar en la rehabilitación”, escribió en Facebook el periodista y realizador Dainel Matías Cervantes, de Radio Esmeralda.

Mario Sardiñas “Chequera”
Foto: Dainel Matías Cervantes / Radio Esmeralda
Mario Sardiñas “Chequera”
Foto: Dainel Matías Cervantes / Radio Esmeralda

En el icónico lugar, conocido también por Brasil por su central azucarero, algunos habitantes muestran desinterés para asumir las labores de recuperación.

“¿Acaso no son suyas las casas derruidas?, ¿no serán ellos los que vivirán en el nuevo Jaronú que habrá de levantarse luego de esta prueba terrible de la naturaleza?”, se cuestiona Amaury Valdivia, del periódico Adelante.

Pero el “Cheque”, como suele decirse su contraparte Pánfilo (Luis Silva), sí que colabora en volver a levantar la humilde casita de sus viejos y en las fotos se ve en pleno batey, con ropa de “campaña”.

“Hace apenas unos días llegó de una gira por los EU, pero como buen jaronuense se puso el traje de campo y a trabajar como en los viejos tiempos.”

Mario Sardiñas “Chequera”
Foto: Dainel Matías Cervantes / Radio Esmeralda

De acuerdo con el semanario Adelante, en Jaronú (o Brasil) coexisten el batey del central –declarado Monumento Nacional en 2011–, el reparto de los edificios, y las barriadas que han ido creciendo en las salidas hacia la ciudad de Camagüey y el pedraplén.”

El rotativo agrega que “solo la zona de los edificios multifamiliares, con inmuebles de la década de 1980 y actuales, quedó libre de daños de consideración. En el resto del área urbana el panorama era dantesco tras el paso de Irma.”

Mario Sardiñas “Chequera”
En algunos sitio la destrucción recuerda la provocada por una guerra. Las rachas de hasta 200 kilómetros por hora que registró Irma en la zona dejaron sin vivienda a cientos de personas. (Foto: Adelante)
Mario Sardiñas “Chequera”
Foto: Adelante
Mario Sardiñas “Chequera”
Foto: Adelante
Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: El contenido está protegido!!