Yulieski Gurriel planeó desertar en los Juegos Centroamericanos de Cartagena 2006 (+fotos+video)

Yulieski Gurriel planeó desertar en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena 2006, momento en que le ofrecían 40 millones de dólares por firmar con los Yankees de Nueva York.

El inicialista de los Astros de Houston, que ganara su primer anillo de Serie Mundial en el año 2017, tenía en aquel momento apenas 21 años y era considerado entre los mejores peloteros amateurs del mundo.

Esta revelación la hizo el periodista Estewil Quesada Fernández del diario El Tiempo de Colombia, quien aseguró que Gurriel aceptó las conversaciones con los scouts, pero el contacto debía ser con personas diferentes.

Lo usual en cualquier evento internacional es que las medidas de seguridad se refuercen para evitar fugas de los deportistas cubanos, algo tan común en los últimos tiempos.

Los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de 2006 no eran la excepción.

No obstante, Yulieski Gurriel planeó desertar pero fue claro con sus exigencias: “Nunca dos veces con la misma persona. En el equipo se hace inteligencia”.

Esto le dijo a la primera persona que lo contactó, según revela El Tiempo, un puertorriqueño vinculado con las Grandes Ligas que se le acercó a Gurriel tras el debut del team Cuba, el 16 de julio de 2006.

La selección nacional de Cuba era entonces cabeza del Grupo B y debutó en Turbaco (Bolívar). El “Yuli” preguntó quién era la segunda persona para negociar, pero el boricua no tenía a nadie de confianza.

En ese instante, optó por pasarle un nombre de un amigo colombiano vinculado al béisbol, solo que esta persona no tenía credenciales para acceder a la Villa Olímpica, aunque luego consiguió un pase de libre acceso.

“La delegación de Cuba ocupaba el gran edificio ubicado a la orilla del campo de fútbol de la Base Naval, a la entrada del barrio Bocagrande”, precisa El Tiempo.

El colombiano puso mil dólares en las manos del pelotero cubano y le dejó un teléfono celular. El hijo de Gurriel debería llamar a una mujer, en el momento en que estuviera afuera.

A los ojos de los “segurosos” que custodiaban a la delegación cubana, pasaría como que se trataba de una novia, aunque en verdad se trataba de la esposa del segundo contacto.

De realizarse aquella llamada telefónica, Yulieski Gurriel hubiese viajado de Cartagena a Barranquilla y luego habría salido al exterior, de acuerdo al plan concebido.

Yulieski Gurriel planeó desertar
Yulieski Gourriel dijo en una ocasión que, por su edad, ya estaba perdiendo su oportunidad de jugar en las grandes ligas del béisbol. (Foto: REUTERS)

La llamada telefónica que nunca fue

Nadie sabe, aunque imagina, los motivos o circunstancias que rodeaban a Gurriel para no haberse aventurado a semejante decisión. Lo cierto es que el contacto telefónico, paso previo a la fuga, nunca se realizó.

Antes del juego final en el estadio “11 de Noviembre”, donde Cuba ganó 7×1 a República Dominicana, el colombiano con quien Gurriel conversó, le pidió a un periodista –dinero de por medio- que se acercara al cubano y le dijera que podía llamar.

Pero el reportero se negó.

Yulieski Gurriel planeó desertar

Yulieski Gurriel, de acuerdo con el testimonio de peloteros nicaragüenses, habría desaparecido de Cartagena, provocando un revuelo en la villa donde se alojó la delegación cubana, donde se activó un fuerte dispositivo de seguridad.

El Tiempo precisa que el team Cuba regresó sin Gurriel, quien apareció dos días más tarde junto a otro estelar, el paracortos villaclareño Eduardo Paret.

Yulieski Gurriel planeó desertar, pero en aquel momento negó que tanto él como Paret hubiesen planeado algo al respecto.

Lo cierto es que el boricua y el colombiano que contactaron a Gurriel dejaron de ganarse 4 millones de dólares por completar la operación.

Yulieski y su hermano Lourdes Jr. escaparían diez años después de República Dominicana, al concluir la Serie del Caribe, el 8 de febrero de 2016.

El periódico Granma dijo que los hermanos se fugaron “en franca actitud de entrega a los mercaderes del béisbol rentado y profesional”.

Los hermanos Gurriel llegaron a las Grandes Ligas del Béisbol y en el caso del Yuli, ganó la Serie Mundial en su primera temporada con los Astros de Houston, equipo con el que firmó por cinco años y 47,5 millones de dólares.

“La yagua que esta pa’ uno, no hay vaca que se la coma”, vale decir a modo de conclusión y en buen cubano.

* Escrito por Kike Perdomo, con información de El Tiempo 

Ready to keep the hot streak going in the #ALCS, with my @gformbaseball elbow sleeve 🔥 #postseason ⚾️#earnhistory gracias 🍍👍👍

A post shared by Yuli Gurriel 01 (@el_yuly10) on

Facebook Comments
error: El contenido está protegido!!