Hombre apuñala a su exmujer y a su suegra en Cienfuegos (+video)

Cienfuegos está de luto tras conocerse la conmovedora noticia de que un hombre apuñala a su exmujer embarazada y a su suegra.

Daylín Najarro Cause, de 36 años de edad, y su madre Tomasa Cause Fabat, de 64 años de edad, fueron asesinadas por Rafael García, quién además de apuñalar, degolló a la embarazada.

Tomasa falleció horas después de la muerte de su hija en el hospital adonde fue conducida.

El agresor persiguió a su víctima hasta la casa de un vecino donde se refugió ya herida, y allí terminó lo que empezó, a la vista de los habitantes de la vivienda.

“Daylín (Najarro Causse) se refugió en mi casa con múltiples puñaladas en el vientre”, dijo el testigo Luis Roque.

“Mi exmujer y mi hija la auxiliaron y le pusieron un pulóver sobre las heridas para contener la hemorragia, pero en ese momento el asesino la persiguió hasta allí, continuó apuñalándola y finalmente la degolló ante la mirada aterrada de mis familiares”, añadió.

Causse Fabat, una enfermera de profesión, falleció unas horas más tarde desangrada en la misma sala del hospital en el que había trabajado, víctima de múltiples heridas provocadas presuntamente por el propio exyerno.

Najarro Causse había estado casada con el que todos los testigos señalan como su asesino y con quien tiene una niña de cinco años.

En el momento de su muerte, la mujer tenía tres meses de embarazo de otra pareja.

“No sé si fue por odio o por venganza, pero fue una masacre”, dijo Adrián Najarro, hijo y hermano de las víctimas.

El presunto asesino múltiple cumplió un año de prisión y acababa de salir de la cárcel cuando cometió el crimen, explicó Najarro.

El detenido había sido acusado de abusos y tocamientos lascivos hacia su propia hija. “Como no encontraron pruebas, solo lo condenaron a un año y seis meses de prisión por un delito menor, algo así como exhibicionismo”, dijo.

Otros testigos dijeron que García también fue a buscar a su hija al círculo infantil, pero las maestras no le entregaron a la niña porque sabían de su condena.

“Me siento mal. No tengo palabras para describir lo que estoy pasando. Han sido unos días terribles para mí. Estoy solo en el mundo con mi sobrina”, agregó.

Rafael García también causó heridas menores al esposo de Tomasa Causse Fabat, quien intentó defenderla golpeándolo con un bate.

Una vecina del reparto San Lázaro que presenció el crimen dijo a El Nuevo Herald que después de asesinar a su exmujer, García “metió el cuchillo en una bolsa negra que se echó a la espalda, se montó en la bicicleta y salió hacia La Calzada como si nada hubiera pasado”.

Para ese entonces buena parte de los vecinos de la cuadra estaban aglomerados frente a la casa donde se cometió el crimen y ya habían alertado a las autoridades.

“Cuando llegaron los primeros carros de la patrulla, el agresor iba subiendo la loma hacia La Calzada y les pasó por el lado. La gente comenzó a gritar y señalarlo y fue así como lo atraparon”, dijo la mujer.

* Con información del Nuevo Herald

*Con información del Nuevo Herald

Facebook Comments
error: El contenido está protegido!!