Extirpan un fibroma gigante a una embarazada de la provincia de Guantánamo (+fotos)

Aliuska Elizástigui, de 32 años de edad, fue intervenida quirúrgicamente con 22 semanas de embarazo para extraerle un fibroma gigante de útero, según informa el periódico “Venceremos”.

La joven es procedente del municipio Manuel Tames, provincia de Guantánamo y los médicos que la operaron quedaron sorprendidos porque jamás habían visto algo semejante.

fibroma gigante
Fotos: Cortesía del equipo médico y Leonel Escalona Furones

“La pieza extraída pesó 10 kilogramos, aproximadamente 22 libras, lo que debe pesar un niño al año de nacido y bien nutrido”, comentó Gleydis Gámez Pérez, especialista en Ginecología y Obstetricia.

Después de cuatro años intentando el embarazo, Aliuska logró concebir un hijo. Durante los primeros meses su abdomen creció más de lo normal y fue traslada al Hospital General Docente Dr. Aghostino Neto en Guantánamo.

El Dr. Juan Alberto Sánchez Rodríguez, especialista en primer grado de Ginecología y Obstetricia, dijo que el tamaño que había alcanzado el abdomen con cinco meses de embarazo se asemejaba a una gestante con exceso de líquido amniótico, embarazo gemelar o un feto muy grande de más de 4 mil 200 gramos.

Sin embargo, ninguno de los diagnósticos se correspondía con el padecimiento de la paciente.

fibroma gigante
Fotos: Cortesía del equipo médico y Leonel Escalona Furones

Según el Dr. Juan Fernández Masó, especialista en primer grado de Ginecología y Obstetricia, los primeros exámenes en el hospital “confirmaron que además presentaba disminución del líquido amniótico por debajo de los parámetros, lo cual imposibilitaba la supervivencia del feto”.

De acuerdo al tamaño que alcanzó el abdomen de esta joven en 15 días, los profesionales de esta rama de la medicina con más de 20 años de experiencia dijeron que este fibroma gigante era “algo nunca antes visto”.

El especialista Fernández Masó dijo que “la paciente presentaba además una eritrosedimentación alterada, signo de severa infección, además la masa tumoral era tan grande que comprimía el diafragma, uréteres y otros órganos vecinos, que inducía complicaciones respiratorias y renales”.

Ante tales complicaciones se decidió la intervención quirúrgica de Aliuska. Familiares y equipo médico acordaron que era necesario salvar su vida aunque desafortunadamente no se pudiera salvar la del feto.

“Realizamos búsquedas bibliográficas en Internet, consultamos al grupo nacional de ginecología y obstetricia”, dijo Fernández Masó.

“Valoramos el caso con el profesor Danilo Nápoles, responsable del programa materno infantil en la zona oriental, a fin de garantizar el éxito de esta intervención quirúrgica sin precedentes en Guantánamo”, añadió

La operación para extirpar el fibroma gigante fue realizada por un equipo multidisciplinario de médicos. Se tomaron todas las medidas para evitar perder a la paciente por paro cardio-respiratorio provocado por efecto vagal (descomprensión brusca del abdomen) al ser extraído el tumor.

Se procedió a realizar una panhisterectomía (extirpación quirúrgica completa del útero y del cuello) con anexectomía bilateral (eliminación de las trompas de Falopio y los ovarios de ambos lados)

El procedimiento duró dos horas, largas y difíciles.

Aunque Aliuska perdió toda posibilidad de ser madre, afirmó que luego de la cirugía comenzó para ella una nueva vida.

* Con información de Venceremos

fibroma gigante
Fotos: Cortesía del equipo médico y Leonel Escalona Furones
Facebook Comments
error: El contenido está protegido!!