Ramiro Valdés pide “erradicar el robo” para cumplir el programa de la vivienda en Granma (+fotos+video)

Ramiro Valdés Menéndez, uno de los octogenarios comandantes de la revolución, repasó el programa de la vivienda en Granma.

En esa provincia hay un déficit de más de 44 mil viviendas y solo en la ciudad capital unas 3800 familias viven en/con pisos de tierra.

programa de la vivienda en Granma
Foto: La Demajagua

Así dio a conocer un reporte del telecentro local, donde se habló de la necesidad de “aprovechar los recursos locales de manera eficiente”.

A sus 85 años y arropado con el uniforme verde olivo, el vicepresidente de los consejos de estado y de ministros, dijo en Bayamo que era necesario “erradicar el robo”  y otras irregularidades en los puntos de venta de materiales de construcción.

Habría que “enfrentar abierta y severamente el robo, y no admitir desorden ni impunidad”, dijo Valdés Menéndez, una frase harto repetida por los dirigentes políticos y gubernamentales.

“Muchos de los instrumentos legales existentes resultan ineficientes, porque no estamos haciendo lo que corresponde”, apuntó.

De acuerdo a la información del oficialista Cubadebate, hubo en la reunión representantes de Las Tunas y Holguín, provincias donde tampoco se cumple el programa de la vivienda.

“Es inadmisible que los recursos no lleguen al pueblo”, remarcó el dirigente político y habló de tomar medidas “judiciales, políticas y administrativas, cada vez más rigurosas”.

Recientemente se ha puesto de moda el tema de la vivienda en la era Díaz-Canel y se llama a que los gobiernos locales recuperen las pequeñas industrias de los territorios para ayudar en la construcción.

Sobre las familias que viven en pisos de tierra, uno de los puntos pendientes del programa de la vivienda en Granma, Valdés Menéndez dijo que hay muchas personas esperando respuestas y que es una prioridad la erradicación de los pisos de tierra, pues “hay que sufrir la calentura de los tiempos.”

Se aspira a que todas las empresas y entidades puedan fabricar casas a sus trabajadores.

En un reciente “chequeo” del Programa Nacional de Viviendas, el presidente no electo Miguel Díaz-Canel Bermúdez, dijo que, como mínimo, cada municipio del país tenía que producir materiales que necesita una vivienda.

Con esta variante y con la “erradicación del robo” que menciona el señor Ramiro Valdés, el país podría aumentar el ritmo de construcción y llegar a la pretensiosa cifra de unas 50 000 viviendas al año.

Parece fácil en la Cuba del “trapicheo” y la resolvedera.

* Redacción Cuba Trendings con información de Cubadebate

Facebook Comments
error: El contenido está protegido!!