A prisión un profesor de educación física en Camagüey acusado de abusar sexualmente de más de 30 niños (+fotos)

La publicación independiente La Hora de Cuba ha sacado a la luz pública un alarmante caso de un profesor de educación física acusado de abuso sexual.

Antes de ir a la cárcel era considerado un “destacado profesor” en la Escuela Primaria José Luis Tassende, de Camagüey.

“Lo tenían en mucha estima padres y colegas”, dice el post del periodista independiente Henry Constantín, que se hace acompañar con otro caso, el de un represor del MININT con cara de buen muchacho que seguía con ahínco por la calle a una fotógrafa independiente.”

Lo más llamativo del caso es que tuvo bajo su mando a medio millar de niños, cuyas edades oscilaban entre los 9 y los 12 años.

De este inmenso grupo de alumnos, 40 adolescentes son las víctimas de los abusos y las perversidades  del docente.

No solo daba clases de educación física, también “acosaba sexualmente a sus alumnos, niños varones de pañoletas rojas”, reseña La Hora de Cuba.

Lo otro que resulta llamativo es que esta realidad ha salido a la luz pública luego de seis largos años luego de que dos niños empezaron a contarlo todo, absolutamente todo.

“Con este fenómeno queda clarísimo que el sistema de educación cubano no tiene protocolos ni métodos eficaces para impedir, o detectar a tiempo, el abuso sexual infantil por parte de profesores.”

El modus operandi de este aberrado consistía en hacer subir a las víctimas al último piso de la escuela, donde estaba la cátedra de educación física. Allí se aprovechaba de los inocentes.

Igual de llamativo resulta que el profesor habría sido denunciado tres años atrás por un incidente “sospechoso”, pero como se trataba de tan buen docente, hicieron de la vista gorda en la dirección municipal de educación y en el colegio.

“Y una fuente contó a La Hora de Cuba -bajo condición de anonimato- que él había dejado su anterior empleo en otra escuela, la Renato Guitart, por la misma causa”, añade el post.

El ahora encarcelado profesor de educación física será sometido a los interrogatorios de rigor, quizá hasta salga absuelto de culpas, pero el daño psicológico a sus víctimas es irreparable.

“La próxima vez que algún tonto útil, nacional o de importación, vuelva a decirme que los niños en Cuba viven seguros y son felices, voy a acordarme con tristeza de los treinta o cuarenta niños usados por el profesor de la Tassende, para su propia felicidad”, concluye el post.

Facebook Comments
shares
error: El contenido está protegido!!