Con piedras y palos, multitud golpea hasta morir a secuestradores de niños en Ecuador (+tuits)

Tres presuntos secuestradores de niños en Ecuador fueron golpeados hasta morir en Guayaquil, Ecuador.

Las alarmantes imágenes circulan en redes sociales con detalles de lo sucedido: incendio de autos y motos policiales, linchamiento y muerte.

La multitud se tomó la justicia por sus manos luego de correrse la noticia de que hubo un supuesto robo de niños.

Sucedió en la parroquia de Posorja, provincia del Guayas, donde se movilizó gran parte de la población de manera violenta, armados de piedras y palos.

Últimamente hay preocupación por los secuestradores de niños en Ecuador, y de los planes macabros que pueden tener, de ahí que las personas exigieron que se entregara a los detenidos para lincharlos.

Eran dos hombres y una mujer que fueron apresados en una unidad policial (UPC), cuando se movilizaban en un auto a donde habían incitado a los chicos a subirse.

Los secuestradores intentaron dopar a los cuatro niños con escopolamina, una droga que tiene efecto sedante y adormece, muy empleada en asaltos por parte de la delincuencia organizada.

Pero, luego de la detención, la multitud exigió a los policías que se los entregaran.

Al negarse, atacaron la Unidad Policial con bombas molotov para reclamar que las tres personas salieran a la calle.

Un agente policial intentó calmar al pueblo, pero fue en vano, como también lo fue la actuación de los agentes del orden que poco o nada pudieron hacer ante la turba enardecida.

El taxi en que se desplazaban los presuntos secuestradores fue volteado e incendiado. Igual suerte corrieron cinco motos policiales, que fueron quemadas por los asaltantes.

Atacaron la UPC, sacaron a los detenidos y con piedras y palos empezaron a golpearlos hasta verlos morir.

De repetirse estas escenas, el final de estos secuestradores de niños en Ecuador va a ser tremendamente sangriento, como lo confirman las imágenes originadas desde Posorja.

Al final de lo acontecido, la Comandante de Policía de la zona 8, Tanya Varela, explicó esta tarde que los detenidos eran sospechosos de robo y que se intentó explicar a la multitud esta situación.

“Lo más grave de lo que pasó en Posorja es ver cómo la gente justifica el linchamiento. Somos una tracalada de simios”, dijo un usuario en la red social Twitter.

* Escrito por Kike Perdomo @kikeperdomosilva con información de El Universo

Facebook Comments
error: El contenido está protegido!!