Fuertes críticas al periodista que reveló información sensible sobre la niña de 8 años

El periodista santiaguero que reveló información sensible sobre la niña de 8 años, vulnerada por un amigo de la familia, debería ser enjuiciado.

Así lo están manifestando varias personas en redes sociales, tras conocerse interioridades de la muchacha, que no debieron salir a la luz pública.

La niña, cuya identidad no ha sido revelada, fue víctima de violación por parte del ciudadano Alejandro Luis Wilson Corona, de 34 años de edad.

Wilson Corona es portador del VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y cometió su crimen tras recoger a la chica luego de un cumpleaños familiar.

Tras el aluvión de videos, fotos y titulares periodísticos, el silencio oficial se hizo presente, hasta que el 14 de febrero, a las 13:14 horas, se publicó una comparecencia televisiva.

Panel Informativo #SantiagodeCuba:Autoridades informan sobre la triste violación a una niña de 8 años

Panel Informativo #SantiagodeCuba:Autoridades informan sobre la triste violación a una niña de 8 años

Publiée par Tvsantiago sur Vendredi 14 février 2020

En ese audiovisual de la televisión santiaguera se aportaron detalles del crimen cometido, pero mucho antes ya un periodista de la televisión estatal habría informado en redes.

“La niña de 8 años de edad, víctima de un depredador sexual de 34 años, está VIVA y sus signos vitales son estables”, escribió el reportero Cuscó Tarradell.

Ese post fue luego eliminado de la red social o, al menos, su creador cambió la configuración de privacidad, según notifica Facebook.

información sensible sobre la niña de 8 años

Lo peor vino después: el mismo comunicador, seguramente orientado por el departamento ideológico del partido comunista, debió “desmentir rumores” y brindar nuevos detalles del caso.

Informar a la comunidad nacional e internacional y de paso hacer frente a los medios independientes fue la “tarea” que le dieron desde la más alta dirección del país.

Pero pecó de imprudente y falto de ética, al revelar lo que un médico o un equipo médico jamás debió filtrar.

“Ese periodista ha violado a esa niña por segunda vez”

Una usuaria identificada como Yamila García criticó al periodista santiaguero por publicar información sensible sobre la niña de 8 años.

“Ese periodista ha violado a esa niña por segunda vez. Violó su privacidad futura. Violó su derecho a decir o no su situación reproductiva”, escribió García.

“Violó el derecho de esos padres a mantener en el seno familiar algo tan íntimo. Debía de ser procesado si existiera ley en Cuba junto con el médico”, concluyó.

Este comentario surgió tras un post de la también periodista Yoani Sánchez, una de las personas que criticó al reportero.

Sánchez habría sido la nota discordante, la única mano alzada en contra, entre los comentarios publicados al post de Tarradell, mezcla de elogios, likes y aplausos.

Tremendo artículo!
Usted tan oportuno como siempre!
Gracias por mantenernos informados!
Se acabaron los rumores!
Ahora Prevalece la verdad gracias a usted!
(Maria Gisela Martinez)

Los que agradecieron e incluso compartieron el post no se percataron que el derecho a la intimidad y privacidad de la niña de 8 años había sido ultrajado en este informe.

No era necesario divulgar las secuelas que dejó el crimen en el cuerpo de la niña, no era pertinente revictimizar a la infante.

Normal y ético no es

Yoani Sánchez, además de comentar el post de marras, expuso varios criterios y rechazó lo publicado.

La fundadora del diario independiente 14ymedio.com dijo que los “detalles físicos y privados han sido ahora ventilados públicamente en una red social con millones de usuarios”.

El post titulado “5 VERDADES y 3 MENTIRAS sobre el caso de violación a una niña de 8 años en Santiago de Cuba” es una afrenta al secreto profesional.

“Ningún médico ni institución hospitalaria tiene derecho a informar de algo así, sobre todo cuando hay un menor de edad involucrado”, agregó Sánchez.

Con la misma moneda

Las palabras escritas por otro periodista oficialista del régimen cubano, le vienen como anillo al dedo a su colega Cuscó Tarradell.

Hablamos del comentario “Imágenes prohibidas… cadáveres públicos”, a raíz de que un tiburón agredió a un joven en la playa Guardalavaca en noviembre de 2017.

En aquel momento se hizo una cruzada contra algunos portales de noticias y usuarios de redes sociales que colgaron imágenes del suceso.

La prensa estatal arremetió contra lo que consideró una “conducta grosera, cruel e insensible”, que irrespetó el dolor y sufrimiento ajenos.

Abdiel Bermúdez, autor del comentario, se preguntaba “¿Quién tiene el derecho de divulgar algo tan personal, tan privado, sin ningún tipo de miramiento, sin ningún recato…?”

El equipo de Cuba Trendings quiere retomar estas palabras, a la luz de los acontecimientos recientes y de la infeliz publicación hecha por el periodista Anolvis Cuscó Tarradell.

A él y a sus superiores que no saben ni gota de ética y respeto a las familias, le respondemos con un fragmento de aquel trabajo periodístico:

“Hay un límite —o debería haber un límite— entre lo que es público y lo que es personal; lo que puede gritarse a los cuatro vientos y aquello que es preciso callar porque hay cosas que deben mantenerse si no en silencio, al menos en la intimidad.”

Nota del editor

El equipo de Cuba Trendings tiene pruebas contundentes de que el periodista santiaguero, no solo mencionó en redes sociales las secuelas del crimen.

Una fuente que pidió el anonimato nos aseguró que el reportero también publicó el nombre de la niña, pero como es habitual en su proceder, borró esta información.

La captura de pantalla que confirma lo anterior está en los archivos de Cuba Trendings y haremos uso de ella si fuera necesario en próximas publicaciones.

Exigimos a las autoridades de Santiago de Cuba, al Ministerio de Salud Pública y al Sistema Informativo de la Televisión Cubana una disculpa pública.

Al cierre de esta nota, el periodista editó su post y escribió “A la pequeña se le realizó una cirugía para salvarla. VERDADERO. *Perdonen, no más detalles.”

Pero estas palabras no son suficientes. Lo escrito, escrito está.

información sensible sobre la niña de 8 años

Facebook Comments
shares
error: El contenido está protegido!!