Reportan aglomeraciones en oficinas de correo de Camagüey: «habrá Covid para rato»

Largas filas de adultos mayores en busca del pago de la asistencia social han originado aglomeraciones en las oficinas de correo de Camagüey.

Esta situación ha despertado la preocupación de los agramontinos, pues contrasta con las medidas para el enfrentamiento a la Covid en esta provincia.

Las imágenes colgadas en redes sociales por las periodistas Gladys Dailyn Morera Cordero y Dayessi García Sosa no dan espacio a la duda.

«El aumento de los casos positivos en Camagüey es una realidad innegable donde el escenario epidemiológico es cada vez más complejo», dice la publicación.

El texto recoge opiniones de varios ancianos que concurren a estas unidades y se tropiezan con desinformación respecto a los horarios de atención, mala atención y demoras.

«Yo llegué desde la 5 y 30 de la madrugada y me dijeron que a las cinco habían recogido los primeros carnet de identidad, allí está hasta la representante del órgano de trabajo y no nos dicen nada», dijo Norma Estévez.

Según la Agencia Cubana de Noticias (ACN), desde enero último y hasta la fecha el territorio acumula 35 mil 667 casos autóctonos y más de 940 con fuente de infección en el exterior del país.

«En centros hospitalarios y otros habilitados para el enfrentamiento a la pandemia permanecen ingresados siete mil 561 pacientes», menciona esa fuente.

ACN cita declaraciones de Alfredo Leal Gutiérrez, jefe del Programa de Infecciones Respiratorias Agudas y Tuberculosis.

El especialista, en esta nota fechada el 3 de septiembre, menciona que fueron otorgadas mil 713 altas, pero ingresaron mil 522 camagüeyanos a las casas de salud del territorio.

Las colas que protagonizan los ancianitos en las oficinas de correo de Camagüey resultan un botón de alarma en la tercera ciudad más poblada de Cuba.

«Estoy sufriendo las consecuencias de una mala dirección y organización, con tanta covid esto no es concebible pero necesitamos el dinero», comentó uno de los entrevistados.

Este adulto mayor, según la publicación de las dos reporteras, es un impedido físico que trae su propio banco para sentarse a hacer la cola.

Otra señora de 68 años, pese a dificultades en una de sus piernas, tuvo que acudir a la unidad de correos, de la calle Cisneros. Ella vive sola y no tiene otra alternativa.

Un usuario que se identifica como GRiesgo Cgüey en la red social Facebook dijo que habría que sentarse a analizar entre todos qué hacer con estas personas vulnerables.

«Una tarea pendiente y difícil donde todos tenemos que ponerles corazón», posteó utilizando el lenguaje partidista y la etiqueta #SiSePuede.

Liliam Teruel comentó «Y al final le echan la culpa a las personas se escudan en decir que es culpa de las personas, que son indisciplinadas..»

«No señores la culpa es de los que dirigen en cada municipio y cada provincia que no toman las decisiones adecuadas ..pero la culpa nunca cae al piso..», concluyó en su comentario.

Según la estatal Prensa Latinaen Camagüey el Grupo de Trabajo Temporal volvió a restringir los horarios de movilidad, y cerró las instalaciones comerciales y de espacios públicos.

La nota asegura que este es «el peor panorama epidemiológico provocado por la Covid-19, situación que llevó a las autoridades gubernamentales a tomar nuevas medidas sanitarias que priorizan especialmente a grupos vulnerables.»

Grupos vulnerables son, precisamente estos ancianos, y a estas alturas el gobierno no encuentra o no ha pensado en una alternativa para llevarles las chequeras a sus hogares.

«Habrá covid para rato, por desgracia», opinó una de las internautas en la publicación que, hasta el momento, no ha tenido respuesta de la dirigencia política y gubernamental agramontina.

Kike Perdomo

Periodista cubano radicado en Ecuador. Corresponsal de El Diario manabita y de Cuba Trendings. Radialista apasionado y tuitero a deshora. Autor del podcast sobre Libertad Religiosa en Cuba. Jn 8,32.

error: El contenido está protegido!!