A prisión este cubano que vendía perritos calientes en Canarias y apuñaló a un cliente (+fotos)

Un cubano que vendía perritos calientes en Canarias fue condenado a ocho años de prisión por apuñalar un cliente.

El sujeto fue identificado como Adriel Hernandez Rodriguez, tiene 29 años de edad, y enfrentaba una petición de 20 años, pero fue reducida a 8 por un “trastorno mental”.

“La Audiencia de Las Palmas ha condenado a ocho años de prisión y otros ocho de internamiento en un centro psiquiátrico a Adriel H., de nacionalidad cubana”, cita el diario El Español.

Adriel vendía perritos calientes en Canarias y, el 10 abril de 2017, tuvo un enfrentamiento verbal con un hombre, cuyo hijo vino a comprarle los perritos.

Todo empezó cuando el hijo de la víctima acudió al puesto de ventas y al parecer los perritos calientes estaban en malas condiciones para consumirlos.

Luego de aquella acalorada discusión con el sujeto, identificado como A.S, el cubano tuvo que ser internado en un centro sanitario, tras sufrir un ataque nervioso.

Presa de la ira y de no se sabe cuántas emociones, Adriel se fugó del centro de salud y fue hasta donde estaba su víctima, desatando una “escalada de tensión y enfrentamientos”.

En la noche del día 12, el cubano se encontró con su víctima, le clavó un cuchillo en el hígado y el hombre murió en la escena del crimen, atendido por los médicos.

El hecho de que hayan reducido la pena de cárcel al ciudadano cubano, se debe a que “actuó afectado por un trastorno neurocognitivo que disminuía sus facultades intelectuales, pero no las anulaba.”

El veredicto emitido por el Jurado así lo determinó.

Este cubano que vendía perritos calientes en Canarias tendrá que cumplir ocho años de internamiento psiquiátrico que deberá cumplir antes de ir a prisión.

“La sentencia establece también indemnizaciones por valor de 328.000 euros a los hijos del fallecido, a sus hermanos, a su pareja y al hijo de ésta”, concluye el diario español.

Al salir de la cárcel, Adriel tendrá que trasladarse del territorio, pues su condena también incluye una restricción que le impide residir en el municipio donde vive la familia de su víctima.

* Con información de El Español

vendía perritos calientes en Canarias
En el instante del veredicto (Foto: Canarias)
Facebook Comments
error: El contenido está protegido!!