Incidente en el «Guillermón Moncada» requiere intervención de Brigada Especial

De no ser por la Brigada Especial del Ministerio del Interior, hubiese reinado el caos en el estadio «Guillermón Moncada», de Santiago de Cuba.

Así lo relata el periodista Yusdanis Vicet, quien reseñó lo sucedido durante un enfrentamiento entre locales y cienfuegueros.

Todo empezó cuando surgió la idea de sellar el juego por oscuridad, para continuarlo al siguiente día. El partido estaba en el final del octavo inning.

«Lo que sucedió en el GUILLERMÓN tuvo su génesis en la incapacidad del jefe de grupo de árbitros actuante, de sostener una decisión con firmeza», comienza el post.

En aquel momento, el juego entre avispas y elefantes estaba empatado a 6 carreras. El grupo de árbitros se reunió con los dos directores.

Pero los dos manager deciden continuar el enfrentamiento y no sellarlo como estaría establecido, decisión que perjudicaría a la novena local.

Con el marcador empatado, poquísima luz natural y un pitcheo de relevo que el periodista definió como «maltrecho», el director santiaguero decidió arriesgarse.

«Tenía en la lomita opuesta a uno de los relevistas de más velocidad y tendría que cerrar el 9no. con mucho menos iluminación, lo cual Sí le convenía al contrario», agrega el post.

Pero la permisividad del cuerpo arbitral hizo que el encuentro entre Elefantes y Avispas continuara, y que más tarde surgiera un incidente lamentable.

El lanzador artemiseño Miguel Lahera estaba tirando durísimo, de acuerdo al relato, y el director oriental, Eriberto Rosales, pidió que le dieran una pelota nueva.

Esto se traduce en que los bateadores verían con mayor facilidad y para colmo los visitantes hicieron otra rayita en la azotea del noveno.

En este momento, con una ventaja de 7-6, el árbitro principal decide sellar el juego, lo que provoca una airada protesta del director de Cienfuegos.

El reportero menciona que fue «descompuesta» la reclamación del DT Alaín Álvarez y mucho más la reacción del equipo cuando su director fue expulsado.

El incidente motivó la presencia de la Brigada Especial del MININT para calmar la ira de los peloteros en el terreno del «Guillermón Moncada».

«Lo que sucedió en las afueras de la instalación fue el fruto de miles de almas, con y sin uniformes, que tenían los ánimos caldeados por los hechos antes descritos», concluye el post.

Brigada Especial
La
intervención de la Brigada Especial en el terreno fue necesaria, refiere el post.
Facebook Comments

Kike Perdomo

Periodista y bloguero cubano radicado en Ecuador. Tiene experiencia en redes sociales, audiovisuales y wordpress. Ha trabajado para la radio, la televisión y el periodismo digital.

shares
error: El contenido está protegido!!