ONG británica preocupada por seguridad de periodista cubano, tras un año de estar regulado

La ONG británica Solidaridad Cristiana Mundial (CSW) manifestó hoy su preocupación por las recientes amenazas recibidas por el periodista y escritor cubano Yoe Suárez.

Suárez fue citado a la estación de policía del reparto Siboney, en Miramar, el pasado 26 de enero de 2021.

Le amenazaron con mandarlo a prisión o aplicarle la «pena capital» por su actividad como comunicador independiente.

CSW, organización internacional con sede en Londres que se ocupa de velar por la libertad de culto y de religión, ha emitido una declaración denunciando la difícil situación de Suárez dentro de la isla, y exigiendo a las autoridades cubanas que se respeten sus derechos, empezando por levantar las restricciones de viaje al joven periodista, colaborador del portal digital Diario de Cuba.

CSW recordó que Suárez se encuentra regulado desde hace exactamente un año por su labor, lo que refleja la situación de los derechos humanos en la isla.

Cacheado en una celda

«El 26 de enero, el Sr. Suárez recibió una citación oficial para comparecer en la Estación policial de Siboney, en La Habana, a las 10 de la mañana. Cumplió con la orden, y al llegar fue llevado a una celda donde fue cacheado por un policía antes de ser interrogado por tres agentes de la Seguridad del Estado (policía política), quienes lo interrogaron sobre sus actividades como periodista y en redes sociales», detalló Kiri Kankhwende, portavoz de CSW.

En esa entrevista, Suárez recibió serias amenazas por parte del oficial de la Seguridad del Estado encargado de interrogarle, quien le dijo que por su labor la policía le seguiría sus pasos y que, bajo la Ley cubana, podría enfrentar una sanción de (privación) de libertad de entre 10 y 20 años.

El oficial advirtió a Suárez de que podría aplicársele «hasta la pena capital» bajo el código penal cubano si continúa su labor periodística.

Al respecto, Kankhwende dijo que “CSW se encuentra muy preocupada por la situación de Yoe Suárez, quien se ha dedicado a reflejar la realidad en que se encuentran los cubanos, incluyendo los que han sido sujetos a violaciones por ejercer su derecho a la libertad de culto y de religión”.

Por su parte, lejos de sentirse intimidado por las amenazas, Suárez dejó bien clara su posición en un post publicado este viernes en su perfil de Facebook:

“Hoy se cumple un año de mi regulación. Estos doce meses, como nunca antes, encuentro la isla como una prisión a cielo abierto, cada metro de costa es un barrote.
No se trata de mí, sino de unas 250 personas que ven violentada su Libertad de movimiento por oponerse o pensar distinto al régimen de La Habana.
Para los que quieren vender otra Cuba, para los que buscan maquillar los sistemas políticos y económicos de izquierda, para los que temen usar palabras como ‘totalitarismo’, tengan la certeza de esta ecuación: socialismo=dictadura+dictadura”.

* con información de Martí Noticias

Facebook Comments
shares
error: El contenido está protegido!!