Evangélicos cubanos y reforma constitucional (+fotos+tuits)

En medio de la consulta popular del anteproyecto constitucional los evangélicos cubanos han manifestado su visión en torno a varios artículos.

Así lo hicieron el pasado viernes, 21 denominaciones en una reunión en La Habana.

Si bien el 68, que admitiría el matrimonio entre homosexuales, ha estado en el foco mediático, otros también llaman la atención de los evangélicos cubanos.

Objeción de conciencia, acumulación de riquezas y educación

La abogada Danay Baldor, por su parte, afirma que el Artículo 59, sobre que la objeción de conciencia no puede usarse para incumplir la ley, “deja una franja de la sociedad sin protección ante la aplicación de normas jurídicas contrarias a creencias y principios”.

“Es necesario en el artículo definir legalmente qué es legítimo para ser objetor de conciencia. Por ejemplo, el caso de un notario cristiano que, por su fe, no puede casar a dos personas del mismo sexo. ¿Se consideraría discriminación? Es importante exceptuar bajo qué condiciones es legítimo objetar de algo que la Ley de leyes estipula”, enfatizó.

Para la letrada, el Artículo 59 entra en contradicción, entonces, con otros del anteproyecto, como el que habla de libertad de expresión.

Sobre la condena a la “acumulación de riquezas” en el documento que se debate desde el 13 de agosto, el presidente de Asambleas de Dios, Moisés de Prada se pregunta si se considerará como tal las propiedades y medios de transporte que poseen las instituciones religiosas.

Evangélicos cubanos
Creyentes cubanos se suman al debate sobre el anteproyecto de constitución en medio de acusaciones de fundamentalismo religioso. Mientras, la intolerancia, los mensajes de odio y la violencia persiguen a los involucrados.

Buena parte de los temas que suscitan interés de los evangélicos cubanos están atravesados por lo que llaman o demandas de la comunidad Lgbtiq+.

El pastor de la denominación Pinos Nuevos, Antonio Lorenzo Hernández, comentó para la agencia norteamericana IPS que existe desde 2011 un programa de educación sexual con enfoque de género y lo que reconoce como “ideología de género”.

Hernández se pregunta “¿quién aprobó eso, qué padre lo discutió?”.

“Como sólo hay una opción de escuela en Cuba, la pública, para que vayan nuestros hijos y nietos, entonces también debemos ser escuchados”, puntualizó Iosvany Navarro, líder de la Iglesia Evangélica Independiente.

¿Fundamentalismo religioso?

Mientras para algunos la postura de la Iglesia contraria al matrimonio gay, el intelectual Maximiliano Trujillo, en un artículo de la web de filosofía La Tizza, reflexionó:

“hay que delimitar con estudios de caso mucho más responsables, si se tratan o no de actitudes fundamentalistas todas aquellas que impugnan el llamado matrimonio igualitario o la ideología de género, cuando estamos ante un asunto tan sensible para esas comunidades (las cristianas), en el orden de la aprehensión de lo moral”.

Forzarlos a que mientan o a renegar de ello –por coacción grupal, personal o por Ley- sería una violación a la conciencia del individuo, según Danay Baldor.

“Darle derechos a quienes no los tienen, no significa quitárselos a quienes ya los tienen”, ha subrayado Mariela Castro, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), de donde han salido muchas acciones legales y sociales por la demandas de la comunidad Lgbtiq+.

Entre ellos, una agenda con más de 60 puntos entregada a la Comisión parlamentaria que creó el anteproyecto de constitución, presidida por Raúl Castro, padre de la directora del Cenesex.

El documento fechado en mayo de 2018 y que se mantuvo en secreto, al igual que las sesiones de la Comisión constituyente, exige “más participación en la vida pública” para la comunidad Lgbtiq+.

En 1971 el Congreso Nacional de Educación y Cultura acordó limitar la influencia de los homosexuales en la vida pública.

En la última década el gobierno de Raúl Castro apoyó demandas de la comunidad Lgbtiq+ desde instituciones oficiales, como el Ministerio de Salud Pública y el Instituto Cubano de Radio y Televisión, con el aplauso de políticos europeos como el alemán Harald Petzol.

La agenda presentada a la Comisión constituyente habla de “institucionalizar la política de género” y propone “regular a la familia para que cumpla con el deber de apoyar” las orientaciones sexuales.

Esto, consideró Abel González, líder de la Iglesia Bautista Oriental, significa una invasión del espacio privado en lo que respecta a la formación de los hijos y socava la autoridad de los padres en el seno familiar, y “contradice el deber que el propio anteproyecto constitucional les exige como educadores de los hijos”.

“De aprobarse, además, estaremos ante una dictadura moral por políticas coercitivas que invaden la libertad religiosa y de conciencia”, dijo González, quien tuvo acceso al documento.

“Los creyentes estaríamos presos entonces. Si como padre dices que no, la ley dice que sí”, concluyó De Prada al tiempo que recordó que mientras se garantiza la celebración de una Marcha por el Orgullo Gay en La Rampa, popular sector de la habanera Avenida 23, “se prohíben marchas de iglesias”.

“Hay privilegios para algunos, y tememos que en esa misma cuerda, si se aprueban determinados artículos en la constitución sea criminalizados nuestros principios”, expresó.

* Redacción Cuba Trendings con información de Rebelion.org

Facebook Comments
shares
error: El contenido está protegido!!