Periodista de Juventud Rebelde se siente decepcionado con el «tren especial» Habana-Santiago (+fotos)

Un joven periodista del diario oficialista Juventud Rebelde se siente decepcionado con el «tren especial» Habana-Santiago y así lo hizo saber en redes sociales.

El entrecomillado fue cosa suya, al igual que la etiqueta #quépaís!!! empleada en el post donde denunció la tardanza del tren.

«Cerca de las cuatro de la madrugada y el «tren especial» Habana-Santiago no ha llegado a la Estación de Camagüey donde debía estar desde la 1 y 28 am», relató Eduardo Pinto Sánchez.

La denuncia forma parte de las tantas insatisfacciones de los cubanos ante este servicio de transportación. Muchos usuarios de Facebook comentaron lo sucedido.

«De madre, este tren no quiere entrar por el carril. No lo hacen entrar por el carril…», escribió Haydée León Moya, en tanto Jorge Rafael Matos Cabrales bromeó con lo sucedido.

«Siempre lo dije: Lo mejor de ese tren es que debe ayudar a que los pasajes en avión se pongan un poco más fáciles, jaja jaja.»

Alguien sugirió un titular para escribir del asunto, pero Juventud Rebelde dificílmente lo publicará así: «Periodista oficial se queja ante ridiculo horario del tren especial en Cuba.»

se siente decepcionado
«Llegué», escribió el periodista tras su odisea en el tren especial (Foto: Eduardo Pinto Sánchez / Facebook)

Eduardo acompañó el post con una foto donde se le ve en un concurrido salón de espera, donde las personas se recuestan e intentan dormir a como de lugar.

El comunicador se burla de la hora que publica el boleto de viaje para notificar la llegada del tren (1:28 am) y a esto le llama «ridícula exactitud.»

«Lo que más jode es ver a los niños y embarazadas luchando contra el sueño. #nimodo #quépaís!!!», concluye el indignado mensaje de Pinto Sánchez.

En julio de 2019 comenzaron a circular algunos trenes en la isla con vagones de fabricación china, tras un crédito millonario que intenta renovar la red ferroviaria del país.

China aporta los coches y Rusia las locomotoras.

Pero en la misma apertura se reportaron atrasos, coches con desperfectos técnicos, meriendas insuficientes y baños rotos, lo cual habla de la ineficiencia de Ferrocariles de Cuba.

«Cuba está inmersa en un plan para recuperar su deteriorada red de transporte ferroviario, para el que se estima una inversión total de unos 3.000 millones de dólares», reseña la agencia EFE.

El cubano de a pie, como el joven reportero, se siente decepcionado ante esta realidad, que forma parte del día a día de la transportación interprovincial.

La parte positiva de todo esto es que se viralizan cada vez más las opiniones y quejas de este «tren especial» que el mismo periodista calificó en su denuncia.

«Empiezo a respirar en usted el periodismo que necesitamos….», le comentó Frank Castilla.

Y fue entonces que Eduardo Pinto Sánchez llegó muchas horas después a su destino, listo para escribir una crónica de viaje, que estará sujeta a revisión por los directivos del «diario de la juventud cubana» y que añadirá seguramente la palabra «bloqueo» a este infeliz episodio.

Facebook Comments
shares
error: El contenido está protegido!!