Fe Gráfica: a juicio por culto religioso «sin autorización» (+audio)

El líder religioso Alain Toledano irá a juicio por celebrar un culto religioso «sin autorización» y tras la acusación de «propagación de epidemia».

Toledano fue detenido este mes de septiembre tras haber concluido su primer culto en la iglesia en más de un año y con distanciamiento social.

Esto, apoyado en un documento oficial que fue publicado donde se autorizaban los cultos y las reuniones religiosas en templos desde el 17 de agosto, siempre cumpliendo el protocolo establecido.

«Bueno, confirmado, me llevan a juicio. Me ficharon como a todo un bandido, como a todo un delincuente. Me tiraron las fotos esas que toman de frente, de lado», explicó el pastor.

«Ellos dicen que, por dar el culto religioso sin autorización, supuestamente, yo estoy siendo una fuente de propagación de epidemias, y que por eso me acusan, ese es el delito. Ellos dicen que el expediente pasa ahora para Fiscalía y que de allí ellos me darán la fecha del día que se celebrará el juicio», dijo Toledano.

«Pero ellos dicen que como mi iglesia no está registrada, como no están registradas el 95% de las iglesias cristianas en Cuba, entonces por eso es que me van a procesar. Yo creo que esta oportunidad la han estado esperando por años, me lo han dicho públicamente, el mismo jefe de la Policía de Santiago de Cuba, que me ratificó que me debo preparar y que tengo que buscar un abogado».

El pastor Alain Toledano Valiente ha sufrido durante años el hostigamiento por parte de la policía política de la Isla.

También ha denunciado en reiteradas oportunidades, que durante el último año y medio las autoridades han utilizado el tema de la pandemia de Covid-19 para limitar aún más la libertad religiosa en el país.

«Ya ellos tienen la orden desde un principio dada para llevarme a los tribunales y tratar de encerrarme como han encerrado a muchos que han levantado su voz ante tantas injusticias. Yo no voy a aceptar que ellos me califiquen como un criminal, aunque me juzguen, aunque me encierren, yo siempre estaré seguro de quién soy y porque estoy padeciendo en este país», afirmó el pastor Toledano.

El delito de propagación de epidemias, previsto en el artículo 187 del Código Penal establece que «el que infrinja las medidas o disposiciones dictadas por las autoridades sanitarias competentes para la prevención y control de enfermedades transmisibles, incurre en sanción de privación de libertad de tres meses a un año, o multa de cien a trescientas cuotas o ambas», reseñó Radio Televisión Martí.

Facebook Comments
error: El contenido está protegido!!