Carne de res, la “oferta especial” en Carlos III. Pero ¡qué precios! (+fotos)

Un usuario denunció en redes sociales los altos precios de la carne de res en una Tienda Recaudadora de Divisas (TRD) de La Habana.

Juanmy653, así se identifica en Facebook, publicó varias fotos tomadas en la carnicería de Carlos III, donde se exhibe una “oferta especial” que incluye venta de cajas de pollo con rebaja del 6 %.

“¡¡¡Y llegó LA CARNE….!!!! ¡¡¡Lo raro es que no halla cola!!!
¡¡¡Aca hay Gato Encerrado!!! Jjjjj”,
posteó en la red social, propiciando infinidad de comentarios.

Las imágenes muestran diminutos paquetes de carne de res con precios que van desde los 9 hasta los 30 CUC.

Es un descaro yo la compre así mismo cara y estaba dura como un palo incomible”, comentó Mili Cubanita Rodriguez.

En tanto Marbelis Pazos agregó “Q cosa pero como esos precios x dios no eso es una falta de todo cojon…….”

La indignación fue unánime, sobre todo por las carencias que persisten en la Isla, donde prevalece un desabastecimiento crónico para los de a pie.

“Dios qué horror ..y cómo si a ellos le pagaran con doláres..pobre mis paisanos…cada día se las ponen más difícil”, agregó Ana Belkys Perez Lara.

Las fotos realizadas en la carnicería de Carlos III despiertan otra vez el rechazo de los cubanos. Los de adentro porque les resulta imposible comprar y los de afuera porque nos entristece esta realidad.

Llama la atención que con estos altísimos precios de la carne de res en la Isla, el establecimiento tenga como slogan “la casa de familia cubana” y que los paquetes con carne de res digan “gracias”.

Pese a esta realidad, Cuba sigue sin bajar los precios a estos productos básicos y las TRD, además del mercado negro, se convierten en el único lugar donde conseguirlos.

“Hay personas que la compran ellos la siguen vendiendo si nadie la comprara y se pudriera en la tienda fuera otra cosa, pero la realidad es que hoy en día en cuba muchas familias reciben dólares y ellos lo saben”, dice Brizaida Barrios

Así van las cosas por la Cuba de los contrastes. No hay colas, ¡claro!, porque nadie tiene ese dinero para comprar y mientras esto sucede… ¿qué come el pueblo?

Facebook Comments
shares
error: El contenido está protegido!!