Bisnieto de Antonio Maceo muere en la Habana en “extrema miseria” (+fotos)

Marcos Antonio Maceo Urgellés, sobrino bisnieto de Antonio Maceo, murió en la extrema pobreza, reporta Periódico Patria 1892.

“Muere en extrema pobreza bisnieto de nuestro gran titán de bronce. mientras que los hijos y nietos de los generales comunistas que bajaron de la Sierra presumen su burguesía y sus lujos en las redes sociales.”

Bisnieto de Antonio Maceo
El sobrino bisnieto de Antonio Maceo, en una foto de Cubanet de 2014

La página de Facebook refiere que, al morir, Maceo Urgellés tenía 62 años, y la pierna derecha amputada.

Vivía en una humilde casa localizada en calle Georgia # 9, reparto Víbora Park, municipio Arroyo Naranjo.

La “vivienda” tenía las paredes agrietadas y con algunos fragmentos de puertas y ventanas, añade la fuente.

“Sin servicio sanitario, el piso de la habitación estaba marcado por orines y las moscas campeaban por su respeto. Un viejo televisor Panda y un pequeño ventilador junto a una silla de ruedas defectuosa eran todas sus propiedades”, dice la nota.

Las pésimas condiciones donde residía se evidencian en los testimonios que él ofreció en varias ocasiones.

Según sus propias palabras, una brigada de “Mantenimiento Constructivo” le demolió el techo de su vivienda hace 4 años.

“llegó para demoler el techo de la vivienda y ponerle uno de cubierta ligera. Solo quedó original el de la habitación, donde dormía sobre lo que algún día fuera un colchón”, dice el grupo de Facebook.

Bisnieto de Antonio Maceo
Tras amputarle la pierna derecha, esperó una ayuda de la Asociación de Combatientes, pero nunca llegó (Foto: Periódico Patria 1892)

El bisnieto de Antonio Maceo cocinaba en una hornilla eléctrica que ponía encima de una silla. Sus alimentos los conseguía gracias a algunos amigos.

Pero su parentesco con el “Titán de Bronce” no le valió de mucho. Al morir, no percibía jubilación ni era asistido por la seguridad social.

No tenía chequera y luego de amputársele la pierna derecha pensó que llegaría esta ayuda económica, pero nunca fue así.

Cumplió misión internacionalista en Angola y Nicaragua, pero a su regreso la Asociación de Combatientes jamás le brindó ayuda.

“Esa organización fue creada solo para ayudar a los que lucharon en la Sierra”, confesó Maceo Urgellés.

“Le dediqué mi vida a este proceso revolucionario y ahora estoy abandonado a mi suerte”, dijo una vez el sobrino bisnieto de Antonio Maceo y bisnieto de José Maceo, El León de Oriente.

Descansa en paz.

* Con información de Cubanet

Facebook Comments
shares
error: El contenido está protegido!!